viernes, 9 de diciembre de 2016

Carmen Llopis, presidenta de EMCOEM: “Sin el apoyo de tu familia es difícil emprender"


Hablar de Carmen Llopis es hablar de una mujer valiente, decidida, inteligente, cariñosa, colaborativa y así hasta utilizar todos los cientos de adjetivos del Diccionario de la Lengua Española, pero si hay una cosa que he aprendido de ella es que si tienes un objetivo, debes luchar por conseguirlo. Y así es como Carmen Llopis está embarcada en distintas aventuras como la fundación de Menlo Park Madrid, empresa gestora de proyectos de innovación de educación no formal, la organizacion de Aprendemos Jugamos, un punto de encuentro referente entre las empresas y profesionales del sector de educación no formal con educadores y familias, y la dirección de EMCOEN (Emprendedores, empresarios y comerciantes del Ensanche de Vallecas).

¿Cómo surge EMCOEM y cuál es el principal objetivo vuestro?
Carmen Llopis: Surge por el interés de una serie de emprendedores, empresarios y profesionales del Ensanche de Vallecas por tener un punto de encuentro en el que poder buscar soluciones y dar voz a problemas comunes, de una forma sistemática y con una mayor fuerza que si lo hiciéramos individualmente. Por ello, nuestro principal objetivo es dar apoyo y soporte a las empresas y profesionales que ya están consolidados y ayudar a los nuevos emprendedores que quieren comenzar su aventura empresarial en un barrio relativamente nuevo como el nuestro, en el que todavía queda mucho camino por recorrer a nivel de infraestructuras.



¿Cuántos participantes hay y qué aporta cada uno? 
Carmen Llopis: En este momento, después nueves meses, somos más de 50 asociados. Lo que aportamos es una pequeña cuota mensual y nuestro propio trabajo en los proyectos que estamos comenzando.

¿Qué beneficios tiene asociarse? ¿Y obligaciones?
 

Carmen Llopis: Los beneficios son muchos, desde el asesoramiento inicial para el inicio de la actividad tanto comercial como profesional, la organización de eventos y actividades que fomenten el consumo en el pequeño comercio y ayuden a “hacer barrio”, o la mediación con la administración ante situaciones que así lo requieran. Por otro lado, ninguno de los asociados tiene obligaciones definidas, más allá de la cuota.



¿Qué tipo de actividades desarrolláis?  
Carmen Llopis: En estos momentos, estamos desarrollando actividades de diferente índole tanto puntuales como fue el concurso de dibujo “Truco o Trato con EMCOEN”, que tuvo una gran acogida y que nos permitió darnos a conocer entre nuestros vecinos o la celebración del Día de la Mujer emprendedora con una charla de Laura Baena sobre emprendimiento y conciliación, como algunos de más larga duración como son “Las I Jornadas de Seguridad en el Ensanche de Vallecas” en las participarán profesionales especializados en seguridad comercial junto con representantes de la Policía Nacional y Municipal o el “Proyecto de investigación: Análisis comparativo del desarrollo socioeconómico y ecosistema emprendedor en los PAU’s de la Ciudad de Madrid”, con el que buscamos tener un marco de referencia teórico que nos permita saber cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles como entorno idóneo para el emprendimiento.


¿Cuáles son las principales dificultades que os estáis encontrando?  
Carmen Llopis: La verdad es que por el momento no hemos tenido demasiadas trabas, más allá de algún caso anecdótico. Tanto los comerciantes como los vecinos o las instituciones han respondido muy positivamente a todo lo que estamos reclamando.


¿Cuál es la situación actual de cara a emprender? 
Carmen Llopis: Actualmente, la situación no es tan favorecedora como se quiere transmitir desde las diferentes campañas mediáticas. Comenzar con cualquier actividad requiere de infinidad de trámites burocráticos, con requisitos que en ocasiones resultan kafkianos, difíciles de entender y que se hacen incompatibles con la dedicación que requiere el inicio del emprendimiento. Supongo que no solo se deberían cambiar las medidas para facilitar el inicio de cualquier actividad empresarial, sino que también deberíamos comenzar a cambiar la cultura de emprendimiento de nuestro entorno, desde la familia hasta el personal que se encuentra en las ventanillas de información deberían estar preparados para apoyar a los empresarios. Todo esto por no hablar de la sobrecarga de impuestos que soportamos a diario.


¿Qué tipos de ayudas hay? 
Carmen Llopis: Ayudas… No muchas. Todo depende de si te constituyes como empresa o como autónomo, de si has sido autónomo antes o no… A priori parece que sí las hay, pero en cuanto comienzas el proceso de solicitud te das cuenta de que solo se dirigen a un perfil de profesional que casi no existe, por lo que no llegan a la mayoría de nosotros.


Por último, ¿qué le dirías a alguien que quiere emprender? 
Carmen Llopis: Lo que le digo a la gente que me pide consejo sobre si emprender o no es que se arme de paciencia, que tenga los objetivos muy claros porque aunque los beneficios son muchos (flexibilidad horaria, independencia, proyección profesional…) el camino es muy muy complicado, que memorice la palabra PERSISTIR porque se llena de significado a diario, que piense hasta qué punto es capaz de sacrificar algunas facetas de su vida personal y lo más importante… que cuente con su familia como el mejor aliado del mundo porque sin ellos nada es posible.