lunes, 6 de febrero de 2017

Así saqué una oportunidad de una situación mierdera, por Community Madre




Foto: Violeta Rodríguez http://www.violetarodriguez.com/


Continuamos con nuestra sección de emprendedores invitados en la que gente como tú y como nosotras nos cuenta su historia como padres y madres dueños de sus propios negocios. En esta ocasión, contamos con el relato de Patricia Tablado, más conocida en el mundo digital como Community Madre. ¿Quieres conocer cómo fue su entrada en el mundo del emprendimiento?


Me presento: me llamo Patricia Tablado y hace dos años se me ocurrió una idea a la que llamé Community Madre. Pero eso sería el final de la historia (o más bien hacia el medio). El principio de mi historia sucedió hace tres años cuando, mientras trabajaba como experta en social media para una agencia y varios clientes me di cuenta de que estaba embarazada de mi segundo hijo.

Ya sabéis cómo es el mundo de los freelance: tienes que ganarte la confianza de los clientes cada día para poder llegar a fin de mes. Lo malo fue cuando llegó el día de comunicar mi embarazo (en el que comuniqué también que tenía a una persona que me podría sustituir los cuatro meses de la baja de maternidad) que fue también la fecha en la que todos los "síes" se convirtieron en "pero".

Pasé de tener cinco clientes a tener uno solo, y afronté la baja de maternidad con mucha incertidumbre, de no saber si al acabar el periodo podría volver a trabajar en lo mismo, si iría al paro o si tendría que volver a hacer horarios extenuantes como antes de ser autónoma, con el añadido de tener dos hijos. La verdad es que tuve mucho tiempo para pensar, y di con una buena solución.

Un día descubrí lo que quería hacer: quería seguir trabajando en redes sociales como autónoma, pero esta vez me volcaría en clientes que estuvieran en mi mismo barco, el de las madres emprendedoras. Así surgió mi proyecto de Community Madre, una agencia que da servicios de social media a PYMES lideradas por madres.

Mis clientas entienden mis horarios y saben que, aunque a las seis esté en el parque con los peques (que ahora tienen dos y cuatro años) en cuanto les acueste terminaré esa tarea tan urgente. Mis clientas saben que pueden confiar en mí para gestionar sus redes sociales y así tienen más tiempo para enfocarse en sus negocios.

Me siento una mujer afortunada porque cada vez hay más gente que se interesa por mi proyecto y eso me ha permitido dar trabajo a dos madres y un padre, que me ayudan a dar el mejor servicio a esas empresas que confían en mí. Me gusta pensar que de esta manera estoy luchando por un mundo más justo, ya que he visto que en muchas empresas ser madre resta cuando las madres sabemos que es precisamente al revés: ser madre suma.

Si tú también quieres contarnos tus aventuras y desventuras en el mundo del emprendimiento, tus herramientas o recursos para poner en práctica tu negocio, o simplemente, te apetece colaborar con Jornadas Be Mum and Dad, escríbenos a jornadasbemum@gmail.com

Y si aún no tienes tu entrada para las II Jornadas Be Mum and Dad del próximo 25 de febrero en la EOI, recuerda que puedes hacerte con ella a través de la plataforma www.eventbrite.es  

¡Te ESPERAMOS!