viernes, 17 de marzo de 2017

Kids & Nits o ¡Qué bonita es la naturaleza!






¡Qué bonita es la naturaleza!

Sí, preciosa.

Hasta que decide venirse a la ciudad, y acampar en las cabezas de los humanos…

Hoy viene a Be mum and dad una emprendedora que no sólo es valiente en el campo empresarial, sino en el puramente físico. Para mí es una mezcla de Mary Poppins con Infante de Marina (español, claro), porque se enfrenta y sabe domar, AL MISMO TIEMPO, a los niños y a los piojos.

Para una madre como yo que prefiere encontrarse delante a un león que a un escarabajo, Leonor Íscar es una heroína.

Pero dejo que ella nos cuente su historia de emprendimiento.

“Mi llegada a Kids & Nits se produce en octubre del año 2013 tras un flechazo con el tipo de negocio, ya implantado en diez Centros en toda España, hoy somos más de 50.

El que fuera un negocio innovador, y de gran ayuda para muchas familias, (algo que sabía de primera mano), y la ilusión en este proyecto fueron las razones que más me animaron a abrir mi primer Centro.

Los comienzos fueron duros a nivel profesional/personal por la exigencia, dedicación y compromiso que para mí suponía, pero la recompensa que obtenemos de nuestros clientes día a día, contar con un gran equipo de trabajo, el apoyo de todos mis compañeros (de los que puedo hablar como "una gran familia") y por supuesto el respaldo que siempre tenemos de la franquicia, fueron claves para superar esos momentos. 

Así fue como pude llegar a marzo del 2015, fecha en que abrí el segundo Centro Kids & Nits y adiós Piojitos en Majadahonda.

Nuestro crecimiento es progresivo y no descartamos poder abrir un nuevo Centro en un futuro cercano.”









Como se puede ver por lo que nos cuenta Leonor, la ilusión e innovación, junto con la formación continua son pilares para arrancar en el proyecto de emprendimiento.

Y como nos ocurre en casi todos los casos, hay que combinar a diario estos ingredientes con los menos agradables como son la incertidumbre y el alto nivel de exigencia en horas de trabajo (entre otras cosas) que conlleva sacar a flote y llevar a buen puerto cualquier negocio.

Pero, y ahora hablo como clienta, creo que hay ciertos negocios que tienen una complicación añadida. Kids and Nits es uno de ellos.

Esa complicación es el trato continuo con niños, necesitando que éstos se muestren receptivos y relajados simultáneamente, para poder aplicarles los tratamientos necesarios. Y conseguir que los clientes infantes consideren tu espacio como su casa, quieran ir a saludarte sólo porque pasaban por ahí y que consideren un premio tener que ir para evacuar a los colonos indeseables, todo eso sólo lo puede lograr el mago Merlín.

Bueno, o Leonor Íscar.